¿Qué hacen los psicólogos infantiles?

Los psicólogos infantiles son especialistas en comprender e interpretar el comportamiento de los menores. Diagnostican y tratan los principales problemas ambientales, sociales, corporales y de aprendizaje que pueden presentar los niños. Existen circunstancias que escapan a los recursos de los padres y para hacerles frente de forma eficaz, conviene consultar a un experto en psicología infantil.

Algunas de estas señales que nos indican que debemos buscar ayuda psicológica para nuestros hijos son:

Si aparecen conductas agresivas o rebeldes de forma continuada.

Cuando un niño se muestra violento o rebelde sin un buen motivo, es probable que se encuentre en situaciones que no sabe manejar y que le desbordan. Algo le esta afectando produciéndole mucha frustración.

Se muestra nervioso, intranquilo, con falta de concentración.

Si se muestran intranquilos y cambian de una actividad a otra continuamente, con dificultades para concentrarse en las tareas escolares.

Se producen regresiones en su comportamiento.

Vuelven a manifestar conductas inmaduras, que ya habían superado y se mantiene en el tiempo, vuelven a hacerse pis, pedir que les den de comer.

Enferman sin un motivo aparente.

Muchos niños se quejan de dolor para no ir al colegio, o hacer algo que no les gusta, sin embargo cuando el dolor es real y no existen causas físicas que lo justifiquen puede tratarse de somatizaciones y conviene consultar a un psicólogo infantil.

Tener cambios importantes en su conducta habitual sin explicación y mantenidos en el tiempo.

Si le encontramos más introvertido, dejan de interesarle las actividades que le gustaban, pierde el apetito…pueden ser síntomas de algún problema psicológico.

Miedos y pesadillas infantiles, amigos imaginarios, aunque frecuentes, pueden ser indicios de estrés infantil.