¿En qué consiste la terapia EMDR?

Quizás no habéis oído hablar nunca de ella, pero es una de las terapias psicológicas más efectivas que existen. Vamos a ver en que consiste:

Hay partes de nuestro cerebro que se encargan de procesar las experiencias negativas que vivimos, desechando lo que no nos sirve y tomando lo que necesitamos para aprender, la integración de estas experiencias sucede durante una fase del sueño llamada fase REM, y también durante el día (aunque no nos demos cuenta).

Un ejemplo: imagina que has tenido una discusión con tu pareja, tu cerebro cogerá las veces del pasado que has discutido con amigos o con tus padres, ya que el cerebro funciona por asociación… y procesará lo ocurrido consiguiendo que por la mañana estés más sereno… bueno, esto pasará si tu sistema de procesamiento adaptativo de la información no está bloqueado.

Puede suceder que algo traumático quede atrapado en nuestro sistema nervioso, con la imagen, el sonido, los pensamientos y los sentimientos del tiempo en que ocurrió.  Y esta experiencia, continua detonándose cada vez que sucede algo en el presente, que nuestro cerebro asocia con el hecho del pasado. En nuestro ejemplo, el tono de voz alto de nuestra pareja, o su expresión nos puede recordar a nuestro padre o madre que nos castigaba muy duramente.

Estas viejas experiencias pueden causar muchísimo malestar sintiéndonos incapaces de controlar lo que sucede en nuestra mente. Los sentimientos y sensaciones están conectados con esta experiencia previa, decimos que la experiencia original está siendo detonada.

Podemos explicar los síntomas actuales: ansiedad, tristeza, angustia, negatividad, baja autoestima , como una detonación de recuerdos traumáticos no procesados por nuestro cerebro.

Los estímulos del presente que activan estos síntomas actuales, se llaman disparadores. 

Pero ¿Cómo eliminar estos síntomas del presente que nos causan tanta perturbación?

La terapia EMDR ayuda a la capacidad innata del cerebro de digerir estas experiencias traumáticas, conectando recuerdos atrapados de forma patológica en las redes de memoria con partes más adaptativas. Quedándonos con lo útil y desechando el resto.

A través la estimulación bilateral, que usamos en la terapia EMDR (tapping, movimientos oculares, sonidos.) desobstruimos el mecanismo de procesamiento adaptativo de la información, sistema PAI) y poco a poco los recuerdos aislados se conectan adquiriendo una dimensión nueva. El EMDR puede restaurar el sistema, y hacer que tu sistema emocional se regule. Siendo tu propio cerebro quien realice la curación y siendo tu quien controle el proceso de curación.